Las Leyendas de Andor: Chada y Thorn


TEMA: Somos dos aventureros, que han naufragado en una isla maldita, lo que nos dificultará nuestra tarea de atravesarla hasta alcanzar un puerto amigo que nos permita volver a casa y abandonar tan temible lugar.

MECÁNICA: En nuestro turno jugaremos una carta de las que hay en nuestras tres filas de cartas: esta podrá ser de héroe, de acompañante, de equipo, de maldición o de niebla (enemigos). Cada carta jugada pasa al final de esa fila, con lo que van rotando. Las usaremos principalmente para mover por el mapa, luchar contra los enemigos, retrasar o avanzar la maldición, o añadir enemigos a nuestra fila contra los que combatir. Si conseguimos llegar al destino antes de que la maldición nos alcance, habremos superado la etapa.


JUGADORES Y EDAD: De 1 a 2 jugadores, a partir de 10 años. Aunque no lo hemos probado en solitario (entre otras cosas porque los materiales no vienen en la caja del juego, sino que hay que imprimirlos a parte), por cómo se juega a dos, debe de funcionar perfectamente, con lo que diríamos que funciona bien con cualquier número dentro de su rango.

NUESTRA EDICIÓN: En español de Devir, y es conveniente que esté en español si no se domina el inglés, pues la mayor parte de las cartas tienen texto (aunque sencillo). En tiendas se puede conseguir desde 18€.

DIFICULTAD Y DURACIÓN: Media-baja. Las reglas son sencillas, y aunque se genera alguna duda en el paso de las cartas, jugando resulta muy intuitivo, y como además se van añadiendo poco a poco, se aprende muy rápido. Las partidas suelen durar entre 45 minutos y una hora. 

EVALUACIÓNNotable.
  • Es un gran cooperativo para dos jugadores, con un buen diseño gráfico. Temático, inmersivo, rápido, ágil, tenso, y con una mecánica de cartas relativamente original y sencilla, que lo hace apto para cualquier pareja.
  • Tiene algo de azar en cuanto a los enemigos que pueden aparecer en el mazo de niebla (más o menos asequibles), pero es leve y normalmente compensado, por la variedad, de enemigos y por el aspecto más fundamental del juego: la estrecha cooperación que requiere.
  • No es un juego imposible, de hecho, quizá esa es su mayor pega: nos ha resultado relativamente sencillo superar las etapas, y esto puede hacer que se pierda interés por el juego, al no suponer un reto enorme.
  • Sin embargo, esa sencillez se ha conseguido únicamente cuando la colaboración ha sido constante, turno a turno, y planificada. Alcanzar esto no es fácil; primero porque colaborar de esta forma implica ceder y, sobre todo, planificar.
  • Hay que jugar constantemente con el ritmo del juego, ralentizando a la maldición, sabiendo esperar a nuestro compañero, para que ande, nos salte, o derrote a ese enemigo con el que no podemos, siempre que estemos en espacios adyacentes.
  • En definitiva, sientes que si juegas bien, puedes conseguirlo, y lejos de generar una experiencia falta de interés, resulta una experiencia muy satisfactoria; frente a la frustración que se puede generar en otros cooperativos, en los que sabes que la combinación de eventos hacen imposible que ganes, independientemente de lo bien que lo hagas.
  • Otro contra del juego es, posiblemente, la rejugabilidad: sólo cuatro aventuras, relativamente similares (aunque es cierto que todas añaden algún elemento nuevo), y sin los materiales para jugarlo en solitario. Estos se pueden conseguir, para imprimir, en la página oficial de Devir, para crearlos; lo cual sería cutre si no fuera porque no hace falta barajar ninguno de esos elementos. Además, hay un par de aventuras adicionales que no han salido en castellano, pero que se pueden encontrar aquí. En suma, no es que sea poco, pero teniendo en cuenta lo que trae la caja básica, puede resultar poco ya que la única variedad serán las diferentes etapas intermedias (hay 6, de las que sólo se usan dos en cada aventura), los acompañantes y enemigos al azar.
  • Aunque ya se ha mencionado antes, hay que destacar que resulta bastante temático y tenso. La maldición está constantemente ahí, y cuando consigues alejarla, se acerca...por no hablar de la amenaza de que los enemigos bloqueen tu mano y tus acciones, y pierdas.
  • Por último, hay que mencionar que "peca", como la mayoría de cooperativos, de cierto efecto líder. Aunque esto lo consideramos un defecto de los jugadores más que del juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?