Legendary: A Marvel Deck Building Game


TEMA: Un grupo de villanos, siguiendo el maléfico plan de un supervillano como Magneto o Loki, está sembrando el pánico en la ciudad. Nosotros seremos super héroes de la Marvel: Vengadores como el Capitán América o Iron-Man, X-men como Lobezno y otros como Spiderman, Hulk o Deadpool. Nuestra misión es acabar con el supervillano antes de que su plan tenga éxito.

MECÁNICA: Empezaremos con un mazo básico que podremos ir mejorando con los héroes disponibles. Cada turno, se saca una carta del mazo de villanos (que puede ser un giro en el plan -de acuerdo con el plan de supervillano-, un golpe maestro de acuerdo con el supervillano, o un villano) y se resuelve o se coloca en la ciudad para enfrentarse a ella. Los jugadores entonces podrán usar su mano de cartas para comprar nuevas cartas o enfrentarse a los villanos o  al supervillano. Si consiguen detener el avance de los villanos por la ciudad (con otros requisitos que dependen del plan) y derrotar cuatro veces, entre todos, al supervillano, habrán ganado la partida. El héroe que más puntos tenga (por derrotar villanos o rescatar inocentes), será el ganador entre los héroes.

JUGADORES Y EDAD: De 1 a 5 jugadores, a partir de 10 años. El juego escala razonablemente bien con cualquier número de jugadores, aunque quizá con tres, hay la medida justa de disputa por conseguir los héroes y derrotar a los villanos y la rapidez y el control de la partida (que disminuyen conforme aumenta el número de jugadores).

NUESTRA EDICIÓN: En inglés de Upper Deck, y aunque el inglés que se utiliza en el manual y en los componentes es sencillo, es imprescindible conocer algo del idioma, ya que todas las cartas tienen texto. Se puede encontrar de oferta desde 46€. Existen otras versiones de este juego, ambientadas en el mundo Alien, por ejemplo, que por lo que sabemos añaden un giro de tuerca a las mecánicas.

DIFICULTAD Y DURACIÓN: Baja. Mecánica sencilla y fácil de aprender y recordar. Las partidas duran unos 45 minutos, aunque puede variar según el número de jugadores. 

EVALUACIÓNNotable.
  • Gran deckbuilding apto para todos los públicos. Tiene un tema e ilustraciones atractivo, una mecánica sencillísima, y la competitividad justa, dentro de la cooperación. De hecho, el toque semicooperativo es el que lo salva de ser un deckbuilding cooperativo más.
  • Para ser un juego de cartas, el azar no se nota demasiado. Sabes lo que hay en los mazos, y con un poco de memoria puedes calcular que lo que ahora esté saliendo mal, luego irá algo mejor, y viceversa. El azar influye principalmente en la dificultad de las partidas, pero no como algo negativo.
  • Aunque no haya interacción entre jugadores (más que la indirecta de reclutar a un héroe o derrotar a un villano antes que otro), sí que hay mucha con el juego, y resulta muy divertido ver como, según mejora tu mazo, más poderoso se vuelve tu equipo de héroes, y el ritmo de la partida acelera.
  • A pesar de que su mecánica ya se ha aplicado en mil juegos, uno de los puntos más positivos, será por ver las caras de los héroes y de los malos y su avance literal por el tablero que representa la ciudad, es que resulta muy temático, y te sientes luchando contra los malos.
  • A esta sensación contribuye que según los héroes y los villanos que se elijan, o el plan del supervillano, se jugará de forma diferente: basándose en jugar muchas cartas o cartas muy fuertes, en rescatar a inocentes, etc.
  • Pero no todo es positivo: aunque puedes regular la dificultad metiendo héroes peores o rivales más poderosos, y con otros métodos que sugiere el juego; las partidas resultan en general sencillas de superar (siempre que se coopere mínimamente y se realice algún que otro sacrificio). No es que no resulte divertido, y de hecho hay que tener en cuenta que, para nosotros, la gracia está en la comparación final entre los héroes por saber quién fue mejor (el toque semicooperativo), pero para los amantes de los retos en los cooperativos, los puede dejar un poco fríos. Al mismo tiempo, esto repercute en su rejugabilidad: y es que aunque hay bastantes cartas y opciones, quizá se echa en falta más variedad, sobre todo en los supervillanos, por el precio que trae el base. Por suerte, los diferentes planes, equivalentes a 8 formas diferentes de jugar, lo compensan.
  • La principal pega que le podemos encontrar es que el setup es largo. Menos largo cuando se tienen ordenadas las cartas, pero ordenarlas y disponerlas para las primeras partidas da mucha pereza. Sin embargo, se agradece que el juego incluya los separadores y que las cartas quepan enfundadas sin problemas.
  • A pesar de estos detalles, nos resulta un juego muy recomendable, ágil y divertido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú, qué opinas?