4 estaciones: Verano 2016 (y cumpleblog)


Con un par de días de retraso, para enlazar con el tercer aniversario del blog, os presentamos nuestro balance sobre lo jugado durante este verano, como en cada estación, siguiendo con nuestra sección 4 estaciones.

Hemos jugado algo menos que en las pasadas estaciones, por viajes y otras actividades, pero es cierto que hemos podido preparar algunas reseñas que irán saliendo poco a poco, conforme le demos forma. La primera que ya se escapó fue la del Valley of the Kings. Principalmente juegos muy recientes, mezclados con algunos más viejunos y en general muchos de ellos todavía bastante desconocidos. Como siempre, después de la anotación de juegos y partidas, hablaremos de las sorpresas y las decepciones entre los estrenos:

Juegos y partidas


  1. Cube Quest x 6
  2. Red7 x 5
  3. Animal upon Animal: Small and yet great! x 4
  4. Roborama x 4
  5. Temporum x 4
  6. W1815 x 4
  7. Artifacts Inc. x 3
  8. Cubist x 3
  9. Bang! El duelo x 3
  10. Haleakala x 3
  11. Oddville x 3
  12. Pack of Heroes x 3
  13. Trambahn x 3
  14. Valley of the Kings x 3
  15. Western Town x 3
  16. Conflict of Heroes: El Oso despierta x 2
  17. Crokinole x 2
  18. Ginkgopolis x 2
  19. Go West! x 2
  20. Justice League: Hero Dice – Batman x 2
  21. Lagoon: Land of Druids x 2
  22. Odin's ravens x 2
  23. Columba x 2
  24. Oh my goods! x 2
  25. Sellswords x 2
  26. Shakespeare x 2
  27. Tantrix x 2

Las sorpresas
  • Valley of the Kings: deckbuilder con pocas cartas y algún toque original, tan decente que le dimos un notable en nuestra última reseña.
  • Odin's Ravens: reedición de este filler "viejuno" que con un par de reglas, crea una experiencia de juego rápida y divertida, una carrera para dos con bastante puteo.
  • Ginkgopolis: un juego de losetas con mucha chicha; quizá un pelín frío, pero nos gustó mucho por la cantidad de posibilidades que tiene.
  • Haleakala: juego para dos algo diferente, con una mecánica basada en el rondel, tiene bastantes posibilidades y puteo, aunque quizá resulte poco rejugable a la larga.
  • Oddville: una mezcla ligera de mecánicas (city building, gestión de recursos, colocación de trabajadores,...) que a dos jugadores se juega en un plis, en partidas muy intensas y entretenidas.
  • Cubist: un filler rápido y diferente: gestión de dados con un toque de espacialidad. El diseño de algunos componentes, su precio si no está de oferta y su rejugabilidad son sus puntos débilies.
  • Temporum: la cosa ha ido de juegos cortos, que sin ser de dos van bien a dos, con algún toque diferente y poco conocidos. En este caso, este filler de combos tiene una buena rejugabilidad, pero una caja demasiado grande.
  • Cube Quest: un juego de flicking muy divertido: formas tu estructura con dados y tienes que derribar la del rival para expulsar a su rey. Da lo que promete. Imprescindible jugarlo en el suelo, sin perros cerca.
Las decepciones
  • Western town: una rareza que salió rana. Tiene una mezcla de mecánicas muy interesante que incluye deckbuilding, gestión de mano, faroleo, city building...pero da la sensación de que le falta algo, y le sobra algún toque de azar innecesario. Pero lo peor es su frialdad: un juego con una mecánica relativamente compleja no puede resultar tan abstracto.
  • Bang! El duelo: por más que queríamos que nos gustara, nos resultó un juego, pese a su intento enrevesado de ser algo más, de sacar cartas, y hacer lo evidente. Repetitivo y aburrido, prescindible.
  • Justice League: Hero Dice - Batman: de haber sabido que para jugar dos personas hay que comprarse dos sets, que vienen a salir por 32 euros por un filler de unos cuantos dados y algunas cartas, se hubiera quedado en la estantería de la que lo cogimos. El juego no deja de ser un push your luck más, al estilo King of Tokyo (que es mejor), pero en cooperativo.
Hoy, además del balance de la estación, tocaría hacer balance del año, ya que como cada 23 de septiembre, este blog cumple un año más, y ya van 3. Y parece ser que ningún cumpleaños va a ser igual, porque si en el primero (enlace) hacíamos un sorteo para la matrícula de honor, y en el segundo hacíamos sólo la matrícula de honor, este año no haremos ni lo uno ni lo otro. No hemos reseñado lo suficiente, como para otorgar una matrícula de honor de la que estemos plenamente convencidos, de modo que esta "tradición", si se puede llamar así a algo que sólo ha pasado durante dos años, será discontinua, y puede que para el próximo año podamos dar una, dos o ninguna.

Como el año pasado, también hacemos un pequeño balance de este año para el blog y para nosotros. En general hemos publicado menos, aunque siempre intentando mantener la calidad. Por eso mismo nos planteamos la utilidad de los "En la caja de" y no hemos publicado ninguno más desde hace un tiempo, aunque tenemos un buen almacén de fotos de componentes que quizá añadamos como álbum a alguna reseña.

Pese a esta reducción en las publicaciones, hemos intentado mejorar nuestra visibilidad, lo que ha posibilitado un crecimiento importante en las visitas, y un crecimiento continuado en redes sociales, donde hemos estado, sin duda, más activos: y es que hemos publicado menos pero jugado más, y compartido lo que jugábamos "en tiempo real". A veces basta una foto para descubrir un juego nuevo.

Gran parte de lo jugado, poco a poco se irá convirtiendo en reseñado. Pero a nuestro ritmo, y a nuestro modo. Del mismo modo en que nos hemos mantenido estos años en los que el contenido sobre la afición ha crecido gracias a la aparición de numerosos blogs, vlogs, podcast y demás.

Este año no hemos aumentado la variedad de nuestras publicaciones, como en el año anterior, y en el futuro siempre está la intención de crear una sección más orientada a la educación, pero por el momento esperamos continuar con lo que hay, siempre desde la sinceridad, haciendo el tipo de reseñas que nos gustaría leer, y más allá de las novedades que dicta el mercado, aunque eso nos aleje de la popularidad. 

De nuevo, y como cada año, agradecer a los colaboradores, visitantes del blog y seguidores de nuestras redes sociales. Vamos a por otro año incierto en todo, menos en nuestra voluntad de seguir aportando ese granito al mundillo de los juegos, que tantos buenos ratos da cuando se trata de jugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?