Mr. Jack en Nueva York

Reseña de Mr Jack en New York, juego de mesa para 2 jugadores de Bruno Cathala editado por Hurrican Games

TEMA: Francis J. Tumblety, detenido en Londres como sospechoso en el caso de "Jack el destripador", huye a Nueva York tras ser puesto en libertad bajo fianza, donde continuarán los crímenes de Jack y la policía solicitará entonces la ayuda de algunos ciudadanos para su captura, aunque Jack se esconde bajo la identidad de uno de ellos.

MECÁNICA: Una partida consta de 8 turnos y en cada turno se eligen 4 personajes (2 por jugador), debiendo moverlos entre 1 y 3 espacios y utilizar su poder para alterar los elementos del tablero y la visibilidad de los personajes. Al final de los movimientos de cada turno, se desvela si Jack es visible o invisible (de a cuerdo a ciertas condiciones sobre el tablero). El juego termina, con victoria para Jack, si éste, siendo invisible, consigue huir de Manhattan; si al final del octavo turno no ha sido arrestado o si el investigador se equivoca al acusar a un sospechoso, sin embargo, si el investigador acierta, gana.


JUGADORES: Dos, a partir de 14 años: Jack y el investigador.

NUESTRA EDICIÓN: Multilenguaje de Hurrican Games. Sin embargo, no importa el idioma ya que salvo en las reglas, no hay ningún texto dentro del juego. Se puede conseguir por unos 27 euros.
Existe una versión anterior (Mr. Jack), que se desarrolla en Londres y que, por lo que sabemos, necesita una expansión para estar compensada. También hay una versión portátil (Mr. Jack pocket).

DIFICULTAD Y DURACIÓN: Media-baja. Las reglas están suficientemente explicadas e incluyen un FAQ, pero algunos detalles cuesta encontrarlos de un vistazo por la letra tan pequeña y monótona. La mecánica es sencilla, pero los poderes de cada personaje tienen ciertas particularidades y excepciones que se pueden olvidar de una vez para otra, ya que no quedan del todo recogidas en los símbolos de sus cartas. Las partidas duran alrededor de 30 minutos.

EVALUACIÓN: Suficiente.
  • Bueno para jugar en pareja en poco más de media hora. Se aprende a jugar rápido porque la mecánica es sencilla, pero controlarlo para evitar errores (un sólo error puede decidir partidas) y despistar al contrario aprovechando las habilidades de los personajes requiere algunas partidas.
  • Esta complejidad en su desarrollo recuerda mucho al ajedrez, con muchos movimientos posibles y la necesidad de predecir sus consecuencias, lo que genera bastante análisis parálisis (bloqueos o largos ratos pensando) por temor a cometer un error decisivo.
  • A pesar de la importancia de nuestros movimientos y de nuestra estrategia, el azar puede tener un papel importante en tres aspectos: al barajar los personajes que se pueden elegir en cada turno, los inocentes que nos desvela el chivato y, al final de la partida, cuando el detective puede echar a suertes a qué sospechoso acusar a la desesperada y tener bastantes probabilidades de acertar.
  • El juego tiene bastante interacción, ya que el investigador intenta aislar y descartar personajes mientras Jack buscará confundirlo o huir a toda costa, influyendo la memoria, la deducción y el faroleo.
  • Aunque tras acabar una partida suele dejar ganas de otra (especialmente al que pierde), no tarda en hacerse repetitivo y pesado: por abstracto, por el análisis parálisis que provoca o porque te la juegue la suerte.
  • Aunque no es vital, no podemos acabar sin comentar lo feo que nos resulta el diseño del juego, que no ayuda a paliar la sensación de juego abstracto con tema pegado que dejan las partidas. Tampoco no s gusta que las "cartas" sean de cartón. No son prácticas y sólo parecen una excusa para encarecer el juego. Además, colocar las piezas sobre el tablero para preparar la partida da un poco de pereza, aunque es rápido si se tienen los componentes bien separados.
Se puede probar online aquí.

9 comentarios:

  1. Nosotros lo tenemos y nos gusta mucho, pero es lo que decís. Hay que intentar no abusar de él, porque puede ser repetitivo. De todos modos, casi todos los juegos para dos jugadores tienen como caracteristica una rejugabilidad media.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo si son de corte sencillo...
      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Gran gran juego ! uno de los preferidos de mi hija :-) justamente este fin semana he tomado un café con uno de los autores del juego :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo habéis tenido que pasar en grande en las DAU, seguro que ha sido interesante ese café con Bruno Cathala ;)
      Gracias por comentar :)

      Eliminar
  3. A nosotros nos gusta, pero los fallos que has señalado son exactamente lo que tiene, ni más ni menos. Si puedes solventarlos o aguantarlos, lo pasarás bien, pero si no, a la larga le das la patada. A nosotros nos sigue gustando, pero de tanto en tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El juego no está mal, de vez en cuando apetece una partida, aunque según se dé, nos quedamos con ganas de guardarlo para siempre o de echar otra...hay que dosificarlo bien.
      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. Vaya, pues a mi me parece un juego muy bueno, en comparación con Mr. Jack este es mucho mejor. Tampoco comparto la opinión que es pesado montarlo, solo hay unos pocos personajes y no se tarda más de 2 minutos... a mi me gusta que los personajes sean de cartón, le añade calidad a los componentes, y el arte también es de mi agrado. para mi su nota debéria ser de Notable.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En comparación con Mr. Jack es mejor, como hemos mencionado. No decimos que sea pesado, pero nos da pereza tener que mirar las reglas para la posición exacta de las cosas, es un pequeño detalle, subjetivo, como cualquier otra opinión, tuya o nuestra. En cosa de gustos ya se sabe... ;-)
      Gracias por pasarte!

      Eliminar

¿Y tú, qué opinas?